Ayudas a la fertilidad, Biblioteca de Fertilidad, Fertilidad Femenina y Masculina, Infertilidad, Información general sobre la fertilidad

La Historia de tu Ciclo Menstrual y el Camino hacia el Embarazo

Pronosticando la Fertilidad: Desde la Foliculogénesis hasta el ¡Esperado Resultado Positivo!

El primer paso para quedar embarazada es aprender sobre los pormenores de la reproducción y la fertilidad, lo que en sí implica entender la “historia épica” de tu cuerpo así como las diversas fluctuaciones hormonales que suceden a lo largo del ciclo menstrual. Todos los médicos te dirán que la educación es la clave del éxito para lograr concebir. Este artículo está orientado a explicar tu ciclo menstrual y los cambios que sufre tu cuerpo antes y después de la ovulación. Al saber cuando ovulas serás capaz de decidir cuando “hacer el amor” para aumentar las probabilidades de quedar embarazada. También haremos una revisión sobre como las pruebas de embarazo encajan en este rompecabezas y responderemos una de las preguntas más frecuentes que nos hacen en testembarazo.com: “¿En qué momento de mi ciclo menstrual debo realizar la primera prueba de embarazo?”

Es sorprendente lo compleja que es la reproducción humana y como la mayoría de nosotros pasamos por la vida sin darnos cuenta de ello. Todo tu ciclo menstrual es una danza dinámica e intrincada de picos hormonales con cambios orgánicos específicos que preparan tu cuerpo para el embarazo; si este no ocurre en un ciclo dado, el cuerpo simplemente comienza todo de nuevo una y otra vez, todos los meses desde la pubertad hasta la menopausia.

La Historia de Tu Ciclo: ¡Logrando un Embarazo!

La Fase Folicular: El primer día del ciclo menstrual de una mujer es el primer día de sangrado. El periodo menstrual indica el momento en que finaliza un ciclo y comienza el siguiente, una nueve oportunidad para la concepción. Cada día 1 del ciclo menstrual de una mujer, su cuerpo se prepara de nuevo para la ovulación, siendo llamada esta parte del ciclo la fase folicular debido a que durante este período el folículo ovárico comienza a madurar. Un folículo ovárico es básicamente un grupo de células del ovario que encierran un óvulo. Como ya probablemente sabrás, las mujeres nacen con todos los óvulos que tendrán en su vida, siendo conocida esta abundante carga de por vida como la reserva ovárica de la mujer. Durante las dos primeras semanas del ciclo femenino un número determinado de folículos comenzará a madurar, un proceso conocido como foliculogénesis.

Durante la foliculogénesis entran en acción un gran número de hormonas femeninas de la reproducción. Se liberan neuroquímicos desde el cerebro que estimularán la producción de otras hormonas. La hormona liberadora de gonadotrofina activa la cascada de la reproducción al estimular otros dos agentes: FSH y LH. FSH significa hormona folículo estimulante, y como ya se ha dicho, es la responsable de la foliculogénesis. Como parte de lo que ocurre en el folículo lo estrógenos también entran en juego ya que estas son las hormonas responsables de preparar la matriz para un embarazo. De manera resumida, los estrógenos aumentan el tono uterino, incrementan el aporte sanguíneo a este órgano y favorecen el desarrollo de los tejidos y vasos sanguíneos que en última instancia serán responsable de mantener un embarazo.

Veamos un poco el gráfico a continuación. Durante las primeras semanas del ciclo menstrual se aprecia un incremento lento y sostenido del la LH y luego, hacia el fina de la primera semana, un pico llamativo de estrógenos. La delgada línea violeta que va por debajo representa el pico de estrógeno. Los dispositivos de predicción de la fertilidad tales como el microscopio de ovulación  (Fertile Focus) o los monitores de fertilidad ( Ovacue Mobile, ClearBlue) trabajan, al menos en parte, al detectar este pico hormonal lo que los hace capaces de predecir la “ventana de fertilidad” la cual suele durar de 5 a 6 días. El mecanismo de detección en esta etapa se basa en el incremento de las sales corporales que acompaña a los niveles elevados de hormonas. Como se puede ver más abajo, en la segunda semana del ciclo lo que predomina es un incremento prominente de los niveles de estrógeno que promueve el crecimiento de la matriz.

Hormonal Forecast

Mientras los estrógenos hacen su trabajo los folículos ováricos continúan su desarrollo hasta que un óvulo madura y está listo para “salir”, una forma coloquial de hacer referencia a la “ovulación”. Para este momento los niveles de hormona folículo estimulante han caído por debajo del registro de la gráfica y otras hormonas están a punto de debutar. De estas la hormona luteinizante (LH) es la responsable de “empujar el óvulo fuera del nido” cuando este madura. En la gráfico previa se puede ver una línea amarilla que representa la LH. Nótese como llega al máximo en un pico súbito justo antes de la mitad del ciclo. En este momento la LH debilita la pared del folículo ovárico creando un pequeño agujero por el cual el óvulo podrá ser liberado hacia las trompas de Falopio y de allí hacia el útero. Las pruebas de ovulación en orina trabajan detectando este pico hormonal y te dirán cual es el momento justo de la ovulación permitiéndote así planificar un encuentro íntimo con fines reproductivos.

La Fase Lútea: La segundad mitad del ciclo comienza una vez que el folículo ovárico ha colapsado y el óvulo ha sido liberado del ovario. Una vez que este trabajo se ha completado, el folículo abandonado se convierte en el “cuerpo lúteo” (corpus luteum) que ahora tiene otro trabajo por hacer que no es más que la producción de otra hormona mágica, la progesterona, responsable de aumentar la temperatura corporal de la mujer en preparación para el embarazo. Este incremento de la temperatura corporal inducido por la progesterona es una señal inequívoca de que has ovulado. Sorprendentemente esta elevación de la temperatura se puede medir mediante un termómetro basal, siendo la progesterona la que permite poder llevar un registro de la temperatura basal corporal.

Presumamos que has usado una prueba de LH y pudiste programar un encuentro íntimo en los días más fértiles de tu ciclo. ¡Mejor Aún! especulemos que lograste quedar encinta. Alrededor de una semana después de la unión del espermatozoide con el óvulo el embrión encuentra un punto tibio y mullido en tu matriz que convertirá en su hogar por 9 meses. A partir de este momento se produce otra hormona vital, esta vez en la membrana placentaria que envuelve al embrión la cual no es más que la hCG la cual pasa hacia el torrente sanguíneo de la madre a través de una conexión umbilical incipiente hasta ser eliminada en la orina materna.

Ahora bien, para responder la gran pregunta que hicimos en la introducción la hCG debe estar presente en la orina en cantidad suficiente como para producir un resultado positivo en una prueba de embarazo casera. ¿Cuándo ocurre esto? Pues depende del día en el que el embrión se conecte con su madre lo cual normalmente ocurre luego de una semana de la ovulación, aunque puede tomar un poco más de tiempo. Al mismo tiempo, los niveles de hCG se elevan notablemente rápido en la mayoría de los casos. De acuerdo a la literatura, si utilizas los productos de testembarazo.com puedes detectar la fecha de inicio del embarazo antes de que hayan transcurrido 10 días de la ovulación. Por supuesto que este lapso de tiempo basado en datos promediados a partir de una curva de distribución normal se ve afectado por otros factores por lo que algunas mujeres podrían tener una prueba de embarazo positiva antes de lo esperado mientras otras tendrán que esperar un poco más. Siempre recomendamos realizar pruebas de seguimiento, prestar mucha atención a las instrucciones y seguir al pie de la letra los consejos generales para realizar las pruebas, usando la primera orina de la mañana luego de una noche de sueño reparador. A continuación encontrarás una serie de vínculos muy útiles hacia artículos relacionados con la forma en que trabajan estas pruebas y como obtener resultados más rápidos y precisos con ellas.

Además de servir como un marcador químico para las pruebas de embarazo caseras, la “hormona del embarazo” hCG también le dice a tu cuerpo que ¡hay un bebé a bordo! Esto es sumamente importante ya que si los niveles de hCG no son suficientemente elevados tu cuerpo querrá poner fin al ciclo y comenzar un nuevo período. Los niveles insuficientes de hCG pueden ser una causa de abortos espontáneos y en muchos casos la mujer puede experimentar un embarazo químico sin haberse dado cuenta siquiera de que en algún momento estuvo embarazada. En este sentido la hormona del embarazo le dice al cuerpo lúteo que continúe produciendo progesterona la cual previene que aparezca la menstruación. En este punto el ciclo menstrual se detiene por los próximos 9 meses y no se reactivará hasta un buen tiempo después luego del nacimiento de tu bebé. Por ejemplo, la lactancia materna libera una serie de hormonas que mantendrán tu ciclo menstrual en espera por un buen rato y eso está bien ya que es la forma en la que se espera que ocurra naturalmente. En resumen, tu ciclo menstrual se reactivará cuando tu cuerpo esté listo para ello.

Esperamos que hayas encontrado este artículo ilustrativo y de ayuda. Si estás tratando de quedar embarazada no dudes en visitar todos nuestros artículos para más detalles relacionados con temas relacionado con el período previo a la concepción. La comprensión de como funciona la reproducción (y las hormonas relacionadas con la reproducción) es un primera paso crucial, además saber que una dieta saludable, un peso adecuado y un estilo de vida que proteja el embarazo es esencial para asegurarse que las hormonas fluyan a tu favor. Lo anterior quiere decir que una buena salud y una dieta adecuada previa a la concepción te ayudarán a lograr el balance hormonal que necesitas para ¡aumentar tu fertilidad!

Bookmark and Share

Volver a los Artículos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *