Ayudas a la fertilidad, Biblioteca de Fertilidad, Fertilidad Femenina y Masculina, Infertilidad, Información general sobre la fertilidad

El ciclo menstrual femenino y la ovulacion

La Anatomía de la Ovulación: Todo lo que debes saber explicado en Texto, Imágenes y Gráficos

Para entender por completo la ovulación (definida generalmente como el proceso a través del cual un óvulo madura y es liberado por el ovario) no está de más entender los detalles detrás de este complejo proceso. Este artículo está dirigido a explicar las bases de la anatomía reproductiva así como los procesos del ciclo menstrual que regulan la ovulación, sin embargo en lugar de una descripción detallada y aburrida de los detalles técnicos, presentaremos algunas imágenes, definiciones y gráficos que representan adecuadamente la conjunción de la anatomía y las hormonas así como algunos hechos interesantes que podrían ser de utilidad cuando te toque predecir la ovulación y quedar embarazada.
The Womb

El Ovario: La función de los ovarios (usualmente dos, uno a cada lado del útero) es albergar los folículos ováricos que a su vez contienen los óvulos. Tus ovarios almacenan todos los óvulos con los que contarás a lo largo de tu vida, desde el mismo momento del nacimiento; es por eso que también se les llama la reserva ovárica. El número de óvulos se cuenta por millones y durante cada ciclo menstrual uno llegará a su madurez a través del proceso biológico conocido como foliculogénesis. Durante tu ciclo menstrual tus ovarios realizan varias funciones relacionadas con la reproducción incluyendo la liberación de hormonas como el estrógeno y la progesterona; además el ovario ofrece el entorno adecuado para el desarrollo del folículo ovárico así como para la maduración de los pequeños óvulos.


El Folículo Ovárico/Cuerpo Lúteo:
 Los folículos ováricos contienen las células reproductivas femeninas u óvulos. Durante las primeras etapas del ciclo menstrual los folículos ováricos se desarrollan y dentro de ellos madura un óvulo (foliculogénesis) lo cual concluye en la ovulación (la liberación del óvulo). Despuésde la ovulación, el folículo se transforma en el cuerpo lúteo y comienza a producir progesterona. En la imagen (ver más arriba), se representan los estados de maduración del folículo ovárico los cuales están representados por distintos círculos azules. El folículo azul más grande representa un folículo maduro con el óvulo listo para ser liberado hacia las trompas de falopio. Los círculos “colapsados” cerca de la parte superior representan el cuerpo lúteo también conocido como corpus luteum.

Las Trompas de Falopio: Las trompas de Falopio se extienden desde la parte más superior de las paredes laterales del útero hasta los ovarios. Tienen entre 20 y 25 estructuras similares a pequeños dedos en sus extremos que flotan justo sobre los ovarios y cuyo trabajo es recoger el óvulo maduro una vez que es liberado. Es precisamente en las trompas de Falopio donde ocurre la fertilización del óvulo.

El Útero o Matriz: El útero es el órgano reproductivo usualmente conocido como matriz. Este provee cobijo durante el embarazo al bebé en desarrollo. El útero está compuesto por varias capas y recubrimientos que cambian a lo largo del ciclo menstrual. Ver endometrio a continuación.

El Edometrio: El endometrio (o recubrimiento uterino) es la capa del útero donde se implantará el óvulo fertilizado.

El Cuello Uterino: Situado entre la vagina y la matriz, los espermatozoides deben pasar a través del cuello uterino (canal cervical) para llegar al útero. Durante el tiempo fértil de la mujer el cuello uterino produce moco cervical “fértil” capaz de promover la motilidad y la longevidad de los espermatozoides. Durante los días no fértiles del mes, el cuello puede producir moco “no fértil” para proteger al útero de infecciones.

Hormone Graph Cambios Hormonales y Ovulación: Este gráfico resume lo que ocurre en tu cuerpo desde el punto de vista hormonal a lo largo del ciclo menstrual. Esta representación se basa en un ciclo promedio de 28 días donde la ovulación ocurre en el día 14; sin embargo en la vida real el ciclo menstrual para muchas mujeres es más largo o más corto por lo que al hablar del ciclo menstrual (así como en otras cosas de la vida), “promedio” no necesariamente es sinónimo de “normal”. La extensión de los ciclos (así como el momento de la ovulación) es sustancialmente diferente para cada mujer.

El color del gráfico indica los cambios en la temperatura corporal debido a las fluctuaciones hormonales, iniciando desde el período más frío del ciclo de ovulación (días 1 al 14) hasta los más tibios de la fase lútea (días 15 al 28). La estapa más fresca se caracteriza por el predominio de estrógenos (estradiol / línea violeta), mientras que en la fase más cálida la progesterona (línea verde) toma este lugar. La primera parte prepara el cuerpo para la concepción al engrosarse el endometrio y aumentar allí tanto la cantidad de células como de vasos sanguíneos mientas que la segunda mantiene el cuerpo tibio y lo ayuda a prepararse para mantener un embarazo una vez que un óvulo fertilizado se implanta en la matriz.

También puede verse una línea gris que representa tu temperatura basal corporal.  Tu pico de temperatura basal corporal suele poder medirse aproximadamente a las 24 horas de la ovulación. Un cambio en la temperatura basal corporal se correlaciona con los cambios en los niveles de progesterona siendo esta la hormona responsable del aumento de temperatura que te permite determinar en que momento del ciclo estás ovulando.

Otra hormonas importantes que se encuentran representadas en la imagen son la FSH (línea azul) responsable de estimular los folículos ováricos e inducir la maduración de los óvulos (Nótese como se encuentra en sus niveles más alto en la primera semana del ciclo) así como la más “extrema” de las hormonas de la reproducción, es decir la LH – línea roja – la cual entra en acción para ayudar a iniciar la ovulación además de erosionar la pared del folículo ovárico para producir un pequeño hoyo o “estigma” a través del cual será liberado el óvulo.

En resumen la FSH y el estrógeno son las hormonas predominantes durante las primeras semanas del ciclo, preparando al útero y ayudando al desarrollo de los folículos y la maduración de los ovarios. Cerca de la mitad del ciclo se libera LH para ayudar a estimular la ovulación. En el día 14 (del gráfico) ocurre la ovulación y el óvulo se libera hacia las trompas de Falopio desde donde es impulsado hacia el útero. En este momento el folículo se convierte en el cuerpo lúteo cuya función es producir progesterona. Con la elevación de las hormonas en tu organismo, hay incrementos de la temperatura de tu cuerpo por lo que podrás detectar el pico térmico usando un termómetro basal.

Detalles importantes respecto a la Ovulación y el Ciclo Menstrual si estás intentando Concebir 

Fertilidad: Una vez que has ovulado, el óvulo debe ser fecundado dentro de las siguientes 12 a 24 horas siendo este el tiempo de vida máximo del óvulo luego de la ovulación, sin embargo eres “técnicamente fértil” incluso algunos días antes de que ocurra la ovulación debido al hecho de que los espermatozoides pueden sobrevivir varios días en la matriz “esperando” al óvulo. La mayoría de los expertos en fertilidad recomiendan que “tengas relaciones íntimas” desde los días previos a la ovulación hasta el momento en que esta ocurra.

Momento para las Relaciones Sexuales: A fin de anticipar cuando vas ovular existen muchos métodos de predicción, desde el uso de un termómetro basal (lo cual ya fue explicado) pasando por el registro de un calendario de ovulación hasta el uso de pruebas que permiten rastrear los distintos picos de hormonas representados en la gráfica. Por ejemplo, la LH (línea roja) tiene un pico repentino muy claro que puede ser detectado mediante pruebas de ovulación en orina, lo que te permite saber cuando es inminente la ovulación.

 ¿Cómo de seguido? En la mayoría de los casos se ovula sólo una vez por ciclo. En el caso de gemelos fraternos por supuesto que se ha liberado más de un óvulo. En este sentido hay datos controversiales relacionados con el ovular más de una vez al mes. La mayoría de los expertos en fertilidad concuerdan que las mujeres pueden esperar liberar un óvulo por mes o ciclo menstrual, usualmente cerca de la mitad del mismo.

Regularidad del Ciclo: Hay muchos factores que pueden alterar la regularidad del ciclo menstrual y por ende de la fecha de ovulación. Entre estos factores se encuentran los cambios en el equilibrio hormonal, enfermedades, viajes, estrés, períodos prolongados de insomnio y dieta por mencionar sólo algunos. Algunas mujeres son como relojes de precisión pero no la mayoría. Las irregularidades en el ciclo o los cambios en la extensión de los mismos son comunes. En caso de estar preocupada por la regularidad de tus ciclos te recomendamos conversar al respecto con tu médico.

Embarazo: Una vez que se ha liberado un óvulo, la concepción ocurre cuando un sólo espermatozoide fecunda el óvulo. Ese es el momento en que habrás concebido. Para que ocurra un embarazo exitoso, el óvulo fertilizado debe implantarse en el revestimiento interno del óvulo, esto suele ocurrir (en promedio) más o menos a una semana de haber ovulado, siendo el término técnico dado a este fenómeno “implantación”.

Falta (de menstruación): Si has quedado embarazada tus niveles de progesterona se mantendrán elevados y no tendrás menstruación (el período no llegará cuando debería hacerlo). En caso de no lograrse un embarazo el cuerpo lúteo dejará de producir hormonas y bajará la regla, comenzando en ese mismo momento el siguiente ciclo menstrual.

Dolor. ¿Puedes sentir cuándo ovulas? Algunas mujeres si, pero no la mayoría. El dolor secundario a la ovulación suele ser descrito por las mujeres que lo sienten como una sensación punzante en el bajo vientre.

Manchado: Es inusual que la ovulación cause manchado sin embargo en algunos casos infrecuentes se considera un signo de ovulación. Cuando esto ocurre el manchado suele ser escaso y color parduzco justo después de haber ovulado. Es importante no confundir este con el sangrado por implantación el cual suele ocurrir con más frecuencia (y se considera un signo de embarazo), usualmente una semana luego de haber ovulado.

Bookmark and Share

>Volver a la Lista de Artículos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *