Biblioteca de Fertilidad, Mi primer embarazo

8 complicaciones del embarazo que no debes ignorar

Estas son algunas de las causas que pueden provocar que tengas complicaciones durante tu embarazo:

  • Anomalías genéticas conocidas
  • Sobrepeso
  • Sufrir de una condición médica delicada tal como anemia de células falciformes o hepatitis
  • Padecer de hipertensión arterial
  • Ser mayor de 35 años
  • Mantener el hábito de consumo de alcohol, tabaco y drogas en general mientras estás encinta

8 Complicaciones del Embarazo

Infecciones

Múltiples infecciones causadas por parásitos que se encuentran en ciertos alimentos, el suelo, las heces de los gatos e incluso en el cuerpo de las propias mujeres pueden ser perjudiciales para el feto. Alguna de las más comunes son la infección por estreptococos beta hemolítico del grupo B, listeriosis y toxoplasmosis. La mayoría de estas infecciones pueden prevenirse con las precauciones adecuadas, especialmente cuidando al máximo la higiene de lo que comes. Para otras se realizan exámenes de rutina y son tratadas con antibióticos en caso de presentarse.

Diabetes Gestacional

La Diabetes gestacional es la que aparece durante el embarazo y desaparece una vez que el bebé ha nacido. Aproximadamente el 5% de las mujeres desarrolla diabetes gestacional por lo que tu médico probablemente realice una prueba de glucosa cerca a la semana 26 de gestación para identificar si sufres de esta condición.

Alteraciones del Volumen del Líquido Amniótico

Tanto en exceso como en déficit, si el líquido amniótico no está en un nivel normal es un problema para el bebé. Si hay demasiado líquido es posible que el médico deba aspirar un poco con una aguja para prevenir parto prematuro mientras que si hay muy poco quizás sea necesario inducir el parto antes del tiempo previsto para evitar problemas con el bebé.

Incompatibilidad de Grupo Rh

Si la sangre del bebé es Rh positivo y la de la madre no, es posible que se desarrolle una condición conocida como incompatibilidad de Rh. En este sentido la mayoría de los problemas suelen aparecer durante el segundo embarazo si algunas células sanguíneas del bebé del primer parto lograron entrar en contacto con el torrente sanguíneo materno. El médico realizará pruebas para incompatibilidad Rh mediante amniocentesis y podría decidir adelantar el parto, así mismo existen fármacos que pueden utilizarse durante el primer embarazo a fin de evitar problemas en gestaciones subsiguientes.

Placenta Previa

Si la placenta se desarrolla en la parte más baja del útero no queda suficiente sangre para el feto, además la madre puede llegar a sangrar, por lo que los médicos recomiendan reposo absoluto en cama. En la mayoría de los casos, especialmente cuando se diagnostica precozmente, el problema puede resolverse espontáneamente, sin embargo si la detección es tardía lo más recomendable es practicar una cesárea llegado el momento.

Preeclampsia

Esta condición se puede dar después de la semana 20 de embarazo y se caracteriza por hipertensión arterial asociada a complicaciones renales y de otros órganos de la madre. Si el bebé está listo para nacer, es muy probable que induzcan el parto. Por el contrario, si aún no está listo, será necesario un control estricto de la madre, reposo en cama, tratamiento médico específico y en algunos casos incluso hospitalización.

Parto Prematuro

Si el parto se inicia antes de la semana 37, el médico tratará de detenerlo usando medicamentos y reposo en cama; de no lograr hacerlo el bebé nacerá prematuramente.

Parto Post-término

Cuando un embarazo se extiende dos semanas más allá de la fecha estimada de parto se considera que es post-término. Esto puede ser peligroso ya que después de la semana 40 la cantidad de nutrientes y oxígeno que llegan al bebé comienza a declinar, además un bebé más grande hace que el parto natural sea más complejo. Algunos médicos inducen el parto en la semana 42 mientras otros continúan un control estricto si tanto la madre como el bebé se encuentran en buen estado de salud.

Síntomas de las Complicaciones del Embarazo

Incluso los embarazos normales y sin complicaciones tienen múltiples síntomas incómodos, sin embargo debes contactar de inmediato a tu médico si presentas alguno de los siguientes síntomas:

  • Sangrado o pérdida de líquido a través de la vagina
  • Dolor de cabeza muy severo que no se alivia
  • Dolor o contracciones en el bajo vientre
  • Inflamación súbita de las manos o la cara
  • Fiebre
  • Náuseas y vómitos severos
  • Visión borrosa
  • Reducción de la cantidad de movimientos fetales después de la semana 28.

Recuerda que la mayoría de las complicaciones pueden tratarse pero la detección precoz es fundamental para un buen pronóstico. Si sospechas que pueda existir algún problema, ¡contacta a tu médico de inmediato!

>Volver a la lista de artículos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *