Biblioteca de Fertilidad, Mi primer embarazo

Tu Embarazo: El cuarto mes

¡Bienvenida al Segundo Trimestre! Ahora estás en el cuarto mes de embarazo y probablemente te sientas con más energía y vitalidad, incluso mejor, ahora que has dejado atrás el primer trimestre, las posibilidades de una pérdida han disminuido sustancialmente.

Veamos un poco lo que sucede contigo y tu bebé (y algunas cosas que debes saber que ocurrirán) durante el cuarto mes.

Tu Bebé durante el Cuarto Mes de Gestación

Al final de este mes tu bebé medirá entre 12 y 14 cm, ¡ya no es tan pequeño!

Sus huesos han comenzado a endurecerse y su piel ya no es transparente, su cuerpo está cubierto por un vello muy fino llamado lanugo que estará allí por el resto del embarazo, además comienza a crecer el pelo de su cabeza así como las cejas y las pestañas.

Pregnancy Fourth MonthComienzan a desarrollarse los pabellones auriculares mientras en el oído interno los pequeños huesos responsables de la transmisión del sonido se han endurecido lo suficiente como para permitirle comenzar a oír.

En este momento el bebé pasa la mayor parte del tiempo tragando y succionando, dos habilidades que serán vitales una vez que abandone el vientre materno.

Tu Cuerpo durante el Cuarto Mes de Embarazo

Las Buenas Noticias:

El segundo trimestre suele ser el más fácil. Durante este mes es probable que ya no sientas náuseas y que no estés tan cansada como solías estarlo durante el primer trimestre, por otra parte, aunque tu vientre ya se nota, no es tan grande como para dificultar tus movimientos.

Al final de este mes es posible que ya comiences a sentir los movimientos de tu bebé, al principio puede ser algo casi imperceptible, como un pequeño roce interno o pequeñas burbujas.

Lo que no es tan bueno:

Debido al incremento de estrógeno verás como las pecas y lunares se hacen más oscuros. Muchas mujeres desarrollan lo que se conoce como cloasma, un área de piel más oscura que cubre las mejillas, la frente y el puente nasal; para prevenirlo puedes usar un protector solar inocuo durante el embarazo de manera que se limite la hiperpigmentación inducida por los rayos UVA/UVB.

El estrógeno también es responsable de la inflamación de la mucosa nasal lo que hace que sufras de congestión nasal e incluso presentes algunas hemorragias nasales. Desafortunadamente algunas mujeres también desarrollan várices y/o hemorroides durante el cuarto mes de gestación. Vale la pena invertir en una buena crema para hemorroides durante el embarazo ya que si no las las has desarrollado aún, casi con certeza aparecerán después del parto.

Lo que debes saber sobre el cuarto mes de embarazo

Ahora será más fácil tener una alimentación saludable y tomar tus vitaminas prenatales ya que la peor parte de las náuseas ya pasó. Las proteínas son esenciales para el crecimiento y desarrollo del bebé, así que deberás consumir bastantes además de granos enteros, frutas y vegetales.

Las consultas médicas se centrarán en asegurarse de que el bebé crece normalmente y que tu estás saludable. Tu médico realizará varias mediciones, escuchará el corazón del bebé y quizás realice un ultrasonido. Si hay riesgo de enfermedades congénitas tu médico quizás deba realizar una amniocentesis.

El cuarto mes de embarazo es ideal para comenzar a hablarle y cantarle a tu bebé ya que sus oídos se están desarrollando. También puedes escuchar a tu bebé en casa con un doppler fetal personal que te permitirá oir los latidos del corazón de tu bebé cada vez que quieras además de grabarlos e incluso enviarlos a tus familiares. Esta es una forma maravillosa de establecer un vínculo con tu bebé y será especialmente útil si tienes un embarazo de alto riesgo.

Conoce un poco más del embarazo mes a mes:

>Volver a la Lista de Artículos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *