Biblioteca de Fertilidad, Mi primer embarazo

El Octavo mes de embarazo

Durante el octavo mes de embarazo atarte tus propios zapatos es sólo un recuerdo, tu bebé y tú están en una carrera de crecimiento desenfrenada y estas últimas semanas parecen ser eternas, pero no te preocupes, pronto pasarán ¡y serás mamá!

Tu Bebé durante el octavo mes

Ya tu bebé está completamente formado para este momento aunque el cerebro y los pulmones continúan madurando. Ahora el bebé parpadea y sus pupilas reaccionan a la luz.

Entre tanto continúa creciendo y engordando, ganando medio kilogramo de peso por semana; para el final de esta etapa su talla debe estar en torno a los 45-48 cm y debe pesar entre 2,5 y 3 Kg.

El espacio ya se hace escaso por lo que probablemente no se mueva tanto como antes, ya para este momento debe estar con la cabeza en dirección a tu pelvis y así permanecerá hasta el momento de nacer.

Tu cuerpo durante el Octavo mes de Embarazo

Seguro te sientes muy grande y pesada, además de estar ya un poco cansada de estar embarazada, de hecho tus hormonas hacen que los ligamentos de tus articulaciones sean más elásticos, especialmente en la cadera por lo que tendrás que contonearte para poder caminar. A pesar de lo incómodo que esto es, recuerda que se trata de algo fundamental para facilitar el parto.

Conforme se acerca el momento del parto, es posible que experimentes contracciones de Braxton Hicks con más frecuencia y que tus pechos secreten cada día más calostro, además es posible que sufras aún más de acidez debido a la relajación del músculo del esófago. Otra consecuencia indeseable del embarazo son las várices, la cuales aparecen hasta en el 40% de las mujeres.

Por si esto fuera poco, conforme el bebé crece, este ejerce más presión sobre la vejiga lo cual hace que debas ir a orinar con más frecuencia. Si estás en un lugar público y hay cola, no tengas ninguna pena en pedir prioridad, casi todas las mujeres han pasado por eso y estarán muy dispuestas a cederte el turno.

Lo que debes saber sobre el Octavo mes de Gestación

Comidas pequeñas y frecuentes pueden ayudar a mejorar los síntomas de indigestión y acidez, recuerda continuar con tus vitaminas prenatales ya que tu cuerpo necesita todos los nutrientes posibles durante estas últimas semanas.

Si te estás preparando para amamantar es importante asistir a alguna clase sobre lactancia materna en tu hospital dado que querrás conocer todos los detalles sobre la lactancia materna una vez que tu bebé nazca. Además es momento de comenzar a preparar tus pezones con cremas para evitar erosiones y lesiones que son tan comunes durante las primeras semanas de lactancia.

Debes tener preparado ya todo tu equipaje para salir al hospital en cualquier momento además de haber completado la lista de verificación del bebé. Esperamos que cuentes con apoyo postparto y por supuesto que ya hayas decidido el nombre para tu pequeño retoño.

Puede que estés cansada y que tengas problemas para dormir. Intenta usar una almohada para el cuerpo o colocar un pequeño cojín entre tus piernas. Quizás puedas dormir sobre un lado mejor que sobre el otro, lo más recomendable es hacerlo sobre el lado izquierdo aunque puedes probar distintas posiciones.

¡Ya falta poco!

Conoce un poco más del embarazo mes a mes:

>Volver a la Lista de Artículos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *