Biblioteca de Fertilidad, Mi primer embarazo

Etapas del Parto

Las etapas del trabajo de parto son :

  • Etapa inicial, trabajo de parto activo y transición
  • Pujo y nacimiento del bebé
  • Alumbramiento (expulsión de la placenta)

Cuanto tiempo tarda cada etapa en cada mujer es muy variable, algunas pasan de la etapa inicial al nacimiento en unas pocas horas mientras otras se mantendrán en la primera etapa por un par de días.

Veamos con un poco más de detalle cada una de las etapas y lo que ella implica.

Primera Etapa: Etapa inicial, parto activo y transición

Durante la etapa inicial del parto podrás notar tus contracciones pero estas no serán dolorosas; estas en su lugar se sienten como un cólico vesical (cuando contienes por mucho tiempo las ganas de orinar), un aumento de la presión en el bajo vientre o una sensación de plenitud similar a la que se siente al inicio del período menstrual.

Si tu embarazo transcurre sin ninguna complicación esta etapa puedes pasarla en casa dado que las molestias son menores y lo más probable es que puedas continuar con tus actividades cotidianas en el hogar; de hecho muchas mujeres consideran que esta etapa del trabajo de parto es ideal para dormir y descansar un poco más; por otra parte es una buena idea permanecer hidratada (bebiendo mucha agua) y consumir varias meriendas pequeñas regularmente.

El parto activo comienza cuando tus contracciones duran unos sesenta segundos y aparecen cada 5 minutos, ya en este momento debes acercarte al hospital u otro sitio donde hayas designado el nacimiento de tu bebé. En esta etapa las contracciones se sienten con más intensidad y se parecen mucho a los cólicos, pero ¡no te preocupes! Normalmente el bebé está orientado hacia tu espalda, lo cual da como resultado el “trabajo de espalda” las contracciones no son mucho más severas que un cólico menstrual normal; de hecho en ocasiones algunas mujeres sienten que el dolor de estas contracciones es menos intenso que sus cólicos menstruales.

Durante la primera etapa del trabajo de parto activo el cuello uterino se dilata entre 4 y 8 cm, ahora las contracciones comienzan a aumentar de intensidad y te preguntarás ¿cuánto tiempo durará esto? Pues bien, una vez más es muy variable ya que algunas mujeres dilatan muy rápido, en tan sólo pocas horas, mientras a otras les toma más de un día dilatar. Para acelerar el proceso es muy útil caminar, bañarte, bailar y cambiar de posición regularmente, además si te relajas, respiras profundo y permaneces en un ambiente tranquilo y oscuro esta etapa del trabajo de parto durará menos.

Conforme se dilata el cuello uterino y tu cuerpo se prepara para que el bebé salga las contracciones se harán aún más intensas y cercanas entre sí, siendo este el momento de usar todas las estrategias que aprendiste en tus Clases Prenatales para lidiar con el dolor. En caso de haber elegido un parto con epidural, este es el momento cuando el anestesiólogo entra en el juego.

La transición es, para la mayoría de las mujeres, la parte más difícil del trabajo de parto. Durante esta etapa el cuello uterino se dilata desde los ocho hasta los diez centímetros, las contracciones son muy intensas llegando a durar más de un minuto y apareciendo de manera consistente cada tres minutos. Por fortuna en la mayoría de los casos esta etapa no dura más que un par de horas.

Segunda Etapa: Pujo y Nacimiento del Bebé

BirthLa segunda etapa del parto comienza cuando el cuello uterino se ha dilatado por completo, ahora que esté está totalmente dilatado, tu cuerpo está listo para que el bebé salga así que es hora de que tu pequeño atraviese el canal de parto para salir al mundo exterior.

A fin de expulsar al bebé, las contracciones cambian, de hecho se sentirán totalmente diferente y durarán mucho más ahora, empujando poco a poco al bebé a través del canal de parto. En este punto tendrás una contracción cada dos a cinco minutos.

En este punto, con cada contracción sentirás una necesidad irrefrenable de pujar. El pujo es un trabajo sumamente duro así que trata de descansar tanto como puedas entre contracción y contracción, incluso si te sientes muy cansada, quizás puedas dormitar uno o dos minutos entre contracción y contracción.

Algunas mujeres son capaces de expulsar al bebé con tan sólo unas pocas contracciones mientras otras tardarán horas. En caos de necesitar una episiotomía, este es el momento donde el médico la debe realizar.

Una vez que concluye la segunda etapa del trabajo de parto, ¡Ya podrás escuchar el primer llanto de tu bebé!

Sin embargo debes esperar un poco, ya que no has terminado, de hecho falta un poco más.

Tercera Etapa: Alumbramiento

En la tercera etapa del parto estarás muy cansada y a la vez feliz dado que probablemente ya tengas a tu bebé a tu lado, parece que todo hubiera terminado, pero hay una etapa más que superar.

Después del nacimiento del bebé la placenta se separa del útero y ahora es el momento de expulsarla. El útero tendrá un par de contracciones más para expulsar la placenta pero, ¿a quién le importa? Comparado con las primeras etapas del trabajo de parto, estas últimas contracciones son mucho menos dolorosas, además ¡Ahora tienes a tu bebé contigo!

La tercera etapa del trabajo de parto concluye una vez que expulsas la placenta, un proceso que dura entre cinco y veinte minutos. Durante este tiempo el personal sanitario estará muy ocupado lidiando con la placenta, suturando la episiotomía (y cualquier posible desgarro) y aseando tus zonas íntimas mientras tu disfrutas lor primeros minutos con tu nuevo bebé.

¡Felicidades Mamá! ¡Lo lograste!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *