Ayudas a la fertilidad, Biblioteca de Fertilidad, Fertilidad Femenina y Masculina, Infertilidad, Información general sobre la fertilidad, Tests de fertilidad

¿Cómo afecta tu peso a la fertilidad?

Cualquier gineocobstetra o endocrinólogo especialista en concepción dirá lo mismo: el peso SI importa cuando de fertilidad se trata. Tanto las mujeres que tienen sobrepeso como aquellas que no tienen un peso corporal adecuado tienden a tener más problemas a la hora de concebir. Lo mismo se aplica para los hombres.

¿Por qué el peso afecta a tu capacidad de quedar embarazada?

Probablemente te estés preguntando ¿como podría afectar el peso mi fertilidad? Pues porque el nivel de grasa corporal de la mujer se correlaciona directamente con sus niveles de hormona que produce su cuerpo. En términos sencillos, mucha grasa hace que se produzcan más hormonas reproductivas de lo necesario y muy poca grasa puede dar lugar a que la producción de tales hormonas sea insuficiente.

¿Cómo puedes determinar si tu peso es adecuado? Uno de los indicadores utilizados más ampliamente es el Índice de Masa Corporal (IMC), un relación entre el peso y la talla. Introduce la información solicitada en la calculadora que se encuentra a continuación para calcular tu IMC:

Índice de Masa Corporal

El rango “saludable” del IMC para las mujeres que están buscando tener un bebé es entre 18,5 y 24,9. Un IMC mayor de 25 se considera “sobrepeso” y cualquier valor por encima de 30 se considera “obesidad”; por otra parte, cualquier resultado por debajo de 18,5 se considera como “peso insuficiente”.

Como el sobrepeso afecta a tu capacidad reproductiva

Un problema común cuando se tiene sobrepeso (IMC igual o mayor a 25) y se está tratando concebir está relacionado con la alteraciones potenciales del balance de estrógeno. Las células que almacenan grasa son capaces de producir estrógeno y en consecuencia mientras más grasa hay en el cuerpo más altos son los niveles de estrógeno.

El exceso de estrógeno tiene un impacto negativo en la fertilidad actuando básicamente como un método anticonceptivo al bloquear el proceso natural de ovulación.

Las mujeres que tienen problemas con la ovulación son proclives a sufrir  “alteraciones de la fase lútea“. La fase lútea es el tiempo del período menstrual que transcurre entre la ovulación y la menstruación. Lo ideal es que transcurran entre 12 y 14 días entre el momento de la ovulación y la menstruación, sin embargo en las mujeres que sufren de alteraciones de la fase lútea este período se acorta tanto (menos de 10 días) que hace que no sea posible mantener un embarazo.

El Sindrome de Ovario Poliquístico (SOP) es una Causa Común de Infertilidad y está estrechamente relacionado con el aumento de peso o los problemas para perderlo. En el contexto de la infertilidad, el diagnóstico de SOP puede ser de ayuda ya que permite determinar el mejor tratamiento para manejar cualquier problema relacionado con el peso. Otros factores por lo común asociados al SOP son:

  • Ciclos Irregulares (haciendo muy difícil determinar tus días fértiles)
  • Quistes de Ovario
  • Exceso de Vello Corporal (hirsutismo)
  • Menstruación abundante y dolorosa

Algunas mujeres que sufren de SOP también pueden tener niveles elevados de LH (hormona luteinizante) lo cual está asociado a un mayor riesgo de abortos espontáneos.

Como afecta el hecho de tener bajo peso a la fertilidad

Tener un IMC menor de 18,5 también puede afectar negativamente la fertilidad ya que esto puede provocar:

  • Anovulación (ausencia de ovulación);
  • Ovulación Irregular
  • Ciclos menstruales irregulares

El hecho de tener bajo peso puede llevar a una producción insuficiente de hormonas clave de la concepción, lo cual lleva a problemas con la ovulación que hacen difícil lograr un embarazo. En particular la producción insuficiente de GnRH (hormona liberadora de gonadotrofina) puede llevar a un desarrollo inadecuado del revestimiento interno del útero necesario para el desarrollo de un embarazo. Además la GnRH provoca la liberación de LH (hormona luteinizante) y FSH (hormona folículo estimulante), ambas necesarias para el desarrollo y liberación de los óvulos.

La fertilidad masculina también puede verse influenciada por el peso

¿Cómo afecta el peso la fertilidad masculina? Tanto el Bajo Conteo de Espermatozoides como la alteraciones de la motilidad de los mismos tienen una prevalencia más alta en los hombres con sobrepeso debido al exceso de grasa que rodea a los testículos. Cuando el calor alrededor de los testículos aumenta el exceso de temperatura puede matar o afectar negativamente el desarrollo de los espermatozoidees.

Por otra parte el peso insuficiente también afecta el conteo espermático, la movilidad y la morfología. Para los hombres que desean saber si su peso se encuentra dentro del rango “normal” aplican los mismos criterios del IMC. Para un nivel de fertilidad óptimo lo mejor es que el IMC de un hombre que está buscando concebir esté entre 18,5 y 24,9.

Buenas noticias acerca del peso y la fertilidad

Es de suma importancia tanto para hombres como para mujeres con sobrepeso o peso insuficiente, saber exactamente como esto afecta su capacidad reproductiva. Las buenas noticias son que  en la mayoría de los casos una vez que se alcanza un IMC “normal” el balance de las hormonas se restablece y desaparecen los problemas de fertilidad relacionados con el peso corporal.

Como siempre, consulta con tu médico para determinar el mejor plan terapéutico para perder o ganar peso.

>Volver a la Lista de Artículos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *