Biblioteca de Fertilidad, Fertilidad Femenina y Masculina, Información general sobre la fertilidad

Posicion del cuello uterino y como cambia al ovular

Pregunta: ¿Se puede predecir cuándo estoy ovulando con base a la posición de mi cuello uterino? En otras palabras, quiero saber la posicion del cuello uterino y como cambia al ovular

Respuesta: De todos los cambios naturales que ocurren en el cuerpo durante el período fértil, los cambios en la posicion del cuello uterino y de las características del moco cervical son los más conocidos, estudiados y confiables, sin embargo evaluar los cambios en la posicion del cuello uterino así como de la ”sensación” también puede aportar información muy preciada sobre la etapa del ciclo menstrual en la cual te encuentras así como la proximidad de la ovulación, en efecto, tu cuello uterino (el canal que comunica la vagina con el útero) se eleva y cambia de posición conforme avanzas a través de las distintas etapas de tu ciclo menstrual.

Pero antes de proseguir hagamos una breve revisión sobre el cuello uterino y el moco cervical (MC). El cuello uterino (también conocido como cervix) es un canal muy estrecho que comunica la matriz con la vagina; su objetivo es tanto producir moco cervical fértil cuando ovulas como bloquear el acceso al útero cuando no te encuentras en tu momento más fértil; de hecho el cuello uterino actúa a manera de semáforo durante el ciclo. Alrededor de cinco días antes de la ovulación la luz del semáforo “se pone verde” y comienza a producirse moco cervical fértil a partir de unas glándulas ubicadas en el canal cervical. El moco cervical ayuda a los espermatozoides a nadar además de ofrecerles protección y aislamiento; además la posicion del cuello uterino se hace más elevada (lo cual se puede detectar mediante un autoexamen). Una vez que cesa el período fértil y a lo largo del resto del ciclo se produce moco no fértil a fin de proteger al útero de infecciones. El medio interno de la vagina se hace más ácido durante esta etapa donde puede considerarse que la luz del semáforo se encuentra “en rojo” y la posicion del cuello uterino también cambia, elevándose.

Como se indicó anteriormente tu “ventana fértil” es de tan sólo unos días antes de la ovulación y se extiende hasta no más de 24 horas después de la liberación del óvulo desde el folículo ovárico. Durante este breve periodo de máxima fertilidad, el incremento de ciertas hormonas (en especial el estrógeno) produce cambios fisiológicos en los órganos reproductivos, entre ellos se cuenta el estímulo para producir moco cervical fértil; así mismo las fluctuaciones de estrógeno también inducen cambios tanto en la consistencia como en la posición del cuello uterino. Si llevas un registro de tu temperatura basal corporal todas las mañanas, también podrás tomarte unos minutos para evaluar los cambios tanto del MC como de la posición del cuello uterino a fin de tener una “visión” más completa de tu “estado fértil”. Los cambios tanto del MC como de la posición del cervix ofrecen una orientación bastante precisa sobre el momento del ciclo en el que te encuentras, ayudándote de esta forma a predecir cuando vas a ovular.

Moco Cervical: Para evaluar tu moco cervical lo primero que debes hacer es asegurarte de que tus dedos estén limpios y secos (también puede usarse un poco de papel higiénico para tomar una pequeña muestra del moco). Durante la mayor parte de tu ciclo menstrual podrás darte cuenta que no hay precisamente mucho moco cervical. Además de su escaso volumen, también podrás notar que durante la mayor parte del ciclo es MC es pegajoso, seco o firme siendo eso absolutamente normal cuando NO estás en tu etapa fértil. Así mismo, durante este período es muy probable que el moco cervical sea opaco, color beige o presente un coloración amarillenta. Se trata pues de moco cervical no fértil e indica que estás todavía lejos de tu ovulación. Días más tarde, conforme te aproximas a la ovulación podrás notar cambios marcados en la textura, color y cantidad del MC. Lo primero que ocurre es el aumento de la cantidad de moco el cual se torna progresivamente más traslúcido e incoloro. La muestra de MC sostenida entre los dedos índice y pulgar durante la ventana fértil puede estirarse mucho al separar los dedos (durante el periodo no fértil simplemente se fragmentará). Ahora, veamos que es lo que está sucediendo en este momento en el cuello uterino.

Posición y Sensación del Cuello Uterino: Así como puedes notar cambios en el MC, también podrás darte cuenta de la transformación en la forma en que se siente y la posición del cuello uterino (debido al estímulo de diversas hormonas). Durante los días no fértiles, cuando el MC es escaso, el cuello uterino también se sentirá algo seco o “renitente”, sin embargo conforme te acercas a la ovulación podrás darte cuenta de que el cuello uterino enciende “la luz verde” en lo que a concepción se refiere. Durante los días fértiles el cuello uterino se eleva y se siente más blando, húmedo y “abierto”. El MC se produce en el cuello uterino propiamente dicho por lo que es lógico pensar que podrás notar los cambios en el MC al realizar el autoexamen del cervix.

¡Allí está! Al evaluar en conjunto estos dos indicadores primarios de fertilidad (moco cervical y posición/sensación del cuello uterino) serás capaz de estrechar de manera más precisa el rango de días en los que tienes más posibilidades de quedar embarazada. En caso de preguntas sobre la metodología para la evaluación o la interpretación de los resultados tanto de tu registro de temperatura corporal basal como de los signos de fertilidad, tu médico podrá darte todo el apoyo y la información que necesitas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *