Biblioteca de Fertilidad, Mi primer embarazo

Celos entre hermanos: Como preparar a los niños para la llegada del nuevo bebe

Comparte las noticias del nuevo bebé con sus hermanos

El tiempo pasa mucho más lento para un niño pequeño que para un adulto, así que nueve meses ¡son una eternidad! Por ello lo mejor es que esperes hasta que el embarazo haya avanzado un poco antes de hablarle a tu(s) otro(s) hijo(s) sobre el nuevo bebé. La idea es que el bebé dentro de tu vientre sea para tus hijos mucho más que un vientre abultado, así que quizás lo mejor sea esperar hasta que puedan sentir sus movimientos.

Lee a tus otros hijos libros sobre los bebés

Ayuda a tus hijos a prepararse para la vida con un nuevo bebé en casa, para esto es útil leerles libros sobre el desarrollo del bebé y sobre como ellos y su nuevo/a hermano/a crecen.

Otra forma muy útil de preparar la llegada es mostrarles muchas fotos y videos de cuando ellos mismos eran pequeños y hablarles sobre ese período de sus vidas.

Involucra a los hermanos en la preparación de los preparativos para recibir al nuevo bebé

Involucra a tus otros hijos en la decoración del cuarto del bebé y las compras de la cuna. Déjales escoger un juguete para su hermanito o hermanita, quizás incluso pueden ayudarte a escoger un nombre original, de hecho algunos padres dejan esta responsailidad a sus hijos más grandes.

Preséntale sus hermanos al recién nacido en el Hospital

De ser posible permite que los hermanos visiten al recién nacido mientras está aún en el hospital. Escoge un momento en el que no haya otras visitas (exceptuando a papá por supuesto) y trata que el bebé esté en el moisés cuando lleguen sus hermanos, así podrás enfocar tu atención en los más grandes, además diles cuánto los has echado de menos y que te hace feliz verlos, ya que ellos se pondrán muy contentos de escucharte. Aún cuando no tienes que expresarlo verbalmente, es necesario que le hagas sentir a tus otros hijos que la llegada del nuevo bebé no hace mella en el amor que les tienes. Preséntale el bebé a sus hermanos con naturalidad, haz hincapié en lo buenos hermanos que serán.

Para algunos padres es un bonito gesto que haya un intercambio de regalos entre hermanos así que quizás quieras que los hermanos mayores le hagan un regalito para el bebé y viceversa. Otra idea interesante es pedirle a una enfermera que tome una foto del grupo familiar completo. Procura que la visita sea breve, sobre todo si los hermanos mayores son aún pequeños. Si debes permanecer hospitalizada más tiempo de lo normal, las visitas cortas y frecuentes suelen ser mejores que una sola visita larga.

Los Hermanos y el Nuevo Bebé ya en casa

Preparing Siblings for BabyAl igual que en el hospital, en casa tienes dos objetivos primordiales que alcanzar entre el bebé y los mayores:

  1. Hacerle saber a los hermanos mayores que los quieres mucho y seguirás haciéndote cargo de ellos.
  2. Establecer un rol claro como hermano o hermana mayor.

Aunque tu desees que tus hijos sepan que el nuevo bebé no cambiará el amor que sientes por ellos, el hecho es que las cosas van a cambiar. Los hermanos más grandes ya no serán los únicos en la casa, algo que algunos niños asumen con naturalidad mientras que otros pueden rechazar haciendo que aparezcan “saltos atrás”, así un hermano/a mayor que ya sabe hacer pipí solito/a repentinamente comienza a mojarse accidentalmente, además podrían comenzar a despertarse por la noche (cuando ya no lo hacían) e incluso tener actitudes negativas hacia el bebé. En este sentido, trata de ignorar tanto como sea posible las conductas negativas y reforzar las positivas.

Además trata de apartar algo de tiempo para dedicarlo exclusivamente a tus hijos mayores sin que el bebé esté presente. Leeles un cuento o juega algo con ellos; sin importar lo que hagas, procura que tu atención se enfoque sólo en los hermanos mayores para que sientan que pasas tiempo con ellos también.

Cuando durante las primeras semanas recibas visitas para conocer al bebé, recuérdales sutilmente que no deben olvidarse de los hermanos mayores, para ello preguntas como ¿qué se se siente ser el hermano mayor? Son una forma ideal de romper el hielo. Adems si hacen preguntas sobre otros aspecto de la vida de los hermanos mayores tales como la escuela o las aficiones, estos se sentirán muy importantes.

Debes encontrar la forma para que los hermanos mayores asuman ese rol, para ello hay tares que pueden hacer los niños grandes con los bebés tales como:

  • Buscar las cosas del bebé tales como los pañales, biberones y juguetes
  • Colocar al bebé el gorro y los calcetines
  • Cantarle a su hermanito(a)
  • Llevarle a mamá un vaso de agua mientras amamanta
  • Ayudar a bañar al nuevo bebé

Si tus niños grandes están presentes cuando alguien visita al bebé por primera vez, puedes presentar al bebé como el hermanito(a) de tu hijo(a) mayor, algo así como Aquí está Daniel, el hermanito de Teresa; así mismo procura hacer mención con cierta frecuencia durante la conversación al gran trabajo que hace tu hijo mayor asumiendo ese rol.

Convertirse en el hermano o hermana mayor es una gran transición que le podrá tomar algo de tiempo a tus hijos, especialmente al primero ya que no será el único de ahora en adelante. Procura tener mucha paciencia y recuerda que no pasará mucho tiempo antes que tus hijos mayores ni siquiera recuerden el tiempo en el que el nuevo bebé no era parte de su vida.

>Volver a la Lista de Artículos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *