Biblioteca de Fertilidad, Mi primer embarazo

Alimentos y bebidas que debes evitar durante el embarazo

Todos en algún momento hemos visto que en una fiesta una de nuestras amigas no está consumiendo alcohol y nos preguntamos (a veces en voz alta), “¿Estará embarazada?” Pero ni parpadeamos si ella rechaza un plato de queso brie o jamón en la fiest, ¿o sí?

Lo cierto es que si tu amiga dice “no gracias” a los embutidos en la próxima fiesta, lo más probable es que esté cuidado su embarazo.

Los embutidos y los quesos no pasteurizados o leche pueden ser un medio de cultivo ideal para la listeria, una bacteria capaz de inducir abortos, partos prematuros y muertes intrauterinas cuando infecta a una mujer embarazada.

Revisa con atención esta lista de los alimentos que debes evitar estando embarazada. Probablemente te sorprendas con uno o dos de ellos.

Lo que NO debes consumir estando embarazada

Alcohol

El alcohol está asociado a defectos congénitos, retardo mental y parto prematuro, así que es mejor mantenerse alejado del mismo.

Cafeína

No tienes porque renunciar a tu café matutino pero quizás sea mejor olvidarse por un tiempo del capuchino de la tarde. La cafeína se ha asociado con abortos espontáneos por lo que es mejor limitar su consumo a no más de 300 mg por día, eso es el equivalente a una taza de café 200 cc aproximadamente o tres tazas de té negro. Recuerda que debes considerar también el contenido de cafeína en cualquier bebida gaseosa o energizante que consumas.

Edulcorantes Artificiales

No debería consumirse sacarina durante el embarazo. Aunque la FDA aprueba el uso de otros endulzantes como el aspartame (Equal o NutraSweet) y sucralosa (Splenda), muchos médicos recomiendan evitar estas sustancias durante el embarazo. Considera el uso de stevia, una hierba natura endulzante libre de calorías.

Pez espada, tiburón, caballa y pargo blanco

Estos pescados contienen niveles elevados de mercurio los cuales pueden ser perjudiciales para tu bebé. Además debes limitar el consumo de atún blanco a no más de 100 gramos por semana (el atún ligero tiene un contenido menor de mercurio así que si adoras el atún, trata de consumir esta variedad, sin embargo el consumo no debe superar los 350 gramos por semana). Además debes evitar el consumo de pescado y mariscos crudos. No es necesario eliminar el pescado por completo de tu dieta. Hay muchas variedades que se pueden consumir con seguridad durante el embarazo. El pescado y los mariscos son excelentes fuentes de Ácidos Grasos Omega 3.

Embutidos

Los embutidos pueden contaminarse con bacterias si no se manejan de manera apropiada. Aún así se pueden consumir pero asegúrate primero de calentarlos para matar cualquier bacteria presente, además todas las carnes (cerdo, res, cordero) deben estar bien cocidas por esta misma razón.

Quesos Blandos

Los quesos blandos como el feta, brie, queso de cabra y camembert suelen estar elaborados con leche no pasteurizada por lo que podrían contener listeria, una bacteria que podría ser muy perjudicial tanto para la madre como para el feto.

Huevos Crudos

Los huevos crudos pueden contener salmonella así que es mejor evitar los aderezos para ensaladas y la mayonesa que contienen huevos crudos. Cocina bien tus huevos revueltos a fin de evitar cualquier foco de contaminación con salmonella.

Piensa dos veces sobre los dulces

Está bien comer algo dulce de vez en cuando pero recuerda que las calorías vacías en forma de tortas, galletas, golosinas y otros alimentos procesados ricos en azúcar no son buenos ni para ti ni para tu bebé, en lugar de ello aumentan el riesgo de sobrepeso y desarrollo de diabetes gestacional.

El pan blanco, el arroz blanco y la pasta elaborada con harina refinada también aportan pocos nutrientes, en su lugar es mejor elegir productos elaborados con granos integrales siempre que sea posible; de hecho estos productos no sólo aportan más nutrientes sino que además son muy ricos en fibra.

Si tienes alguna pregunta sobre lo que deberías y lo que no deberías comer durante el embarazo, lo mejor es que consultes con tu médico o nutricionista.

Recuerda que lo mejor que puedes hacer para tener un embarazo saludable y un bebé sano es comer sano y balanceado. Por fortuna la lista de lo que puedes comer estando encintas es mucho más larga que la lista de lo que no puedes comer.

>Volver a la lista de Artículos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *