Biblioteca de Fertilidad, Mi primer embarazo

¿Parto con epidural o parto natural? Ventajas e inconvenientes

Hace apenas una generación simplemente no había una discusión para decidir si es mejor el parto natural o con analgesia epidural, de hecho muy probablemente tu madre no tuvo ninguna elección a la hora del trabajo de parto y alumbramiento, es más, muy probablemente naciste en un hospital con tu madre recibiendo muchos fármacos mientras tu padre se encontraba en la sala de espera.

Afortunadamente las cosas han cambiado y mientras tu embarazo no sea de alto riesgo tienes muchas más opciones y control sobre el nacimiento de tu bebé. Una de las preguntas más comunes sobre el nacimiento es si debes elegir entre un parto natural o uno con analgesia epidural. Definitivamente hay pros y contras para ambos pero antes de decidir, analicemos un poco cada uno en detalle.

¿Qué es la epidural?

La epidural es una mezcla de medicamentos (por lo general anestesia y narcóticos) administrada a la mujer en trabajo de parto directo a través de su columna. El anestesista insertará un catéter (especie de tubo muy delgado para uso médico) en tu columna el cual se mantendrá en su posición a lo largo de todo el trabajo de parto de manera recibas un goteo constantes de medicamentos que alivian el dolor.

La anestesia epidural no te deja inconsciente, de hecho estará despierta e incluso tendrás ciertas sensaciones (no dolor) en tu cuerpo durante el trabajo de parto y el nacimiento de tu bebé. Si deseas una epidural, o al menos la opción de elegirla, es obligatorio que tu bebé nazca en un hospital.

El nacimiento en un centro hospitalario es ideal si quieres manejar tus contracciones con una epidural y tu posición hacia los procedimientos invasivos es positiva, además el nacimiento en el hospital también es una buena opción si estás muy ansiosa respecto al parto y quieres estar segura de que tendrás acceso a todo lo que la medicina moderna tiene para ofrecer para ti y tu bebé.

Al escoger un parto en hospital debes estar familiarizada con todas las intervenciones posibles y escribir un plan de parto de manera que el equipo sanitario sepa cuales intervenciones son aceptables para ti y cuales no.

El escoger un hospital no implica necesariamente que no puedas tener un parto natural, muchas mujeres tienen partos naturales en hospitales, de hecho algunos centros asistenciales contratan matronas para las actividades en la sala de parto, sin embargo un parto natural en un centro clínico puede ser algo desafiante ya que constantemente recibirás ofertas e incluso algo de presión para someterte a intervenciones que quizás no desees.

Parto Natural

Labor and BirthEl parto natural es aquel que discurre sin que se administre ningún medicamento para el dolor. Muchas mujeres encuentran el parto natural como una recompensa e incluso una experiencia empoderadora. Aunque es posible tener un parto natural en un hospital, este puede ser más cómodo en tu casa, incluso quizás prefieras que te atienda una matrona. Las matronas certificadas trabajan en coordinación con los Gineco-Obstetras de los hospitales de manera que si se presenta alguna complicación la madre en trabajo de parto pueda ser trasladada sin demoras.

Si deseas tener a tu bebé de manera natural lo más probable es que te interese saber como controlar el dolor sin medicamentos, además de la técnica de respiración también tienes la opción de la hipnosis, aromaterapia y el parto en agua.

¿Cómo decidirse?

Si aún no sabes que tipo de parto quieres, será útil leer sobre las diferentes opciones de parto así como escuchar las experiencias de otras mujeres.

Además podrás aclarar algunas dudas respondiendo las siguientes preguntas sobre el tipo de experiencia de parto que quisieras tener:

  • ¿Deseas tener a tu bebé en el hospital o en casa?
  • ¿Prefieres una matrona o un gineco-obstetra?
  • ¿Te gustaría que alguien además del personal sanitario y tu pareja esté presente en el parto?
  • ¿Qué piensas sobre los procedimientos invasivos tales como la monitorización fetal interna y el Pitocin?
  • ¿Te gustaría poder caminar durante el trabajo de parto?
  • ¿Tu gustaría parir en una tina caliente o un jacuzzi?
  • ¿Qué opinas sobre el uso de fórceps o extractores tipo chupón para ayudar a tu bebé a nacer?

Pros de la Epidural

Los beneficios de la epidural son:

  • Alivia el dolor
  • Te permite descansar, dormir y hablar

Contras de la Epidural

El lado negativo de la epidural es:

  • Es obligatorio el uso constante de un monitor fetal externo
  • Necesitas un acceso endovenoso y monitorización constante de tu presión arterial
  • Limita tu movilidad durante el trabajo de parto
  • Puede ser necesaria una sonda para ayudarte a orinar
  • Podría afectar negativamente tu capacidad para pujar haciendo necesario el uso de forceps u otro tipo de extractor para ayudar a sacar al bebé
  • Puede haber dolor e inflamación de la espalda después del parto
  • Escalofríos y sacudidas conforme pasa el efecto de los medicamentos
  • Inflamación de tus extremidades mientras pasa el efecto de las medicinas
  • Existe la posibilidad del desarrollo de efectos adversos que podrían molestarte durante el trabajo de parto tales como prurito, dolor de cabeza y náuseas

Pros del Parto Natural

Los beneficios de un parto natural son:

  • El trabajo de parte suele ser más breve que con epidural
  • Suele ser necesario con menos frecuencia el uso de fórceps u otro tipo de ayuda para que el bebé nazca
  • Puedes moverte y cambiar de posición durante el trabajo de parto
  • No hay efectos colaterales de medicamentos
  • El dolor probablemente no sea tan intenso como lo imaginaste
  • La mayoría de las mujeres dicen sentirse de lo mejor después de un parto natural

Contras del Parto Natural

Por otro lado el parto natural también tiene sus desventajas, tales como:

  • El miedo al dolor que sentirás
  • Preocupación y ansiedad por el dolor
  • No podrás caminar ni conversar ya que estarás concentrada en el manejo del dolor
  • El dolor podría llegar a ser peor de lo que imaginaste

Independientemente del tipo de parto que elijas, asegúrate que sea el indicado para ti; no dejes que otros te presionen hacia una u otra opción, especialmente si no deseas una en particular o te atemoriza.

Una vez que hayas decidio entre parto natural o con epidural (una decisión personal e individual) es muy importante que te familiarices con todos los pros y los contras del tipo de parto de tu elección, así que pregúntale al personal sanitario encargado de tu cuidado todo lo que necesites saber, además no olvides tomar tus clases prenatales.

>Volver a la lista de Artículos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *