Biblioteca de Fertilidad, Mi primer embarazo

Cafe y Embarazo: Efectos de la cafeina en el embarazo

¿Puede afectar la cafeína el resultado de una prueba de embarazo?

Trabajar como parte del equipo de atención al cliente en testembarazo.com hace que a diario tenga que responder y aclarar cientos de dudas relacionadas con la fertilidad y la maternidad, siendo una de las más comunes si el café puede afectar los resultados de una prueba de embarazo. Pues bien, en si misma, la cafeína no afecta ni interfiere de manera alguna con tu prueba de embarazo. No obstante, ten en cuenta que si consumes mucho café, té o refrescos que contengan cafeína podrías estar orinando más de lo usual (ya que la cafeína tiene un efecto diurético) lo cual podría indirectamente afectar los resultados de una prueba de embarazo al hacer que tu orina esté más diluida y en consecuencia la concentración de hCG sea menor; aún así, lo peor que puede causar la cafeína (en lo que a la prueba de embarazo se refiere) es una demora en la obtención de un resultado positivo.

¿Son seguros el café y el té durante el embarazo?

Se trata de una estupenda pregunta, ¡especialmente si te encanta el café tanto como a mí! Pero lo cierto es que si estás buscando concebir quizás sea un buen momento para disminuir el consumo de cafeína; incluso es recomendable, una vez que quedes embarazada, eliminar el consumo de bebidas que contienen cafeína dado que esta sustancia se ha asociado con ciertos problemas de salud en el período prenatal. El café, especialmente en grandes cantidades, también está asociado con un aumento del riesgo de abortos espontáneos. Aunque el tabaco y el alcohol son los primeros hábitos que hay que suprimir (incluso cuando apenas estés comenzando con tus intentos para concebir) también debes considerar que la cafeína y el embarazo no se llevan bien.

Se cree que durante el embarazo la cafeína representa un riesgo para la salud fetal ya que es capaz de pasar de la sangre de la madre al feto a través de la barrera placentaria. Hasta donde se sabe con certeza, la cafeína causa un incremento de la frecuencia cardíaca y, cuando estás embarazada, también incrementa la frecuencia cardíaca del bebé lo cual no es nada bueno. Por supuesto que para ti puede que sea necesario ese pequeño empuje para iniciar el día, pero ciertamente para tu bebé no. Por otra parte, como se mencionó anteriormente, la cafeína también tiene un efecto diurético por lo que puede causarte deshidratación leve y aumento de la frecuencia urinaria, además podría prevenir la absorción de ciertos nutrientes como vitaminas y minerales con efectos negativos para la salud de tu bebé.

Por si fuera poco, varios estudios han demostrado que el consumo de cafeína está asociado a un incremento del riesgo de abortos espontáneos. Uno de estos estudios demostró que las mujeres embarazadas que consumían dos o más tazas de café al día tuvieron un riesgo discretamente mayor de abortos espontáneos; sin embargo aquellas que consumen más café (ocho o más tazas) aumentaban al doble el riesgo de abortos. El mensaje es claro, elimina o limita al máximo tu consumo de café. (por favor considera que los resultados de este estudio se basan en el consumo de café, no son extrapolables al té ni otras bebidas que contengan cafeína). Si tienes alguna duda en particular relacionada con este tópico lo mejor es que consultes con tu médico.

Recuerda que las principales fuentes de cafeína son el café, el té y las bebidas gaseosas. Si consumes estas bebidas por su sabor o recreación y no para tener un empuje extra de energía, la solución es muy fácil ya que tan sólo debes cambiar a su versión descafeinada aunque lo ideal sería optar por cambiar a bebidas más saludables como el agua o los zumos, aún así las bebidas descafeinadas pueden ser una buena alternativa. Sin embargo, si consumes infusiones de hierbas es necesario que consultes con tu médico sobre cuales son las hierbas que están contraindicadas durante el embarazo; por otra parte, si estás intentando concebir, el uso de FertiliTea es muy recomendable ya que se trata de una infusión para la etapa previa a la concepción cuyos ingredientes pueden equilibrar las hormonas reproductivas y ayudan a mejorar la fertilidad. Quizás sea un cliché, pero ahora estas comiendo y bebiendo por dos, así que aunque apenas estés comenzando tus intentos de concebir recuerda que todo parte de un cambio hacia un estilo de vida más saludable tanto para ti como para tu bebé. Una vez más, recuerda consultar con tu médico cualquier duda, él será tu mejor aliado en el camino hacia la maternidad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *