No me baja la regla y el test de embarazo da negativo ¿Qué sucede?

Una de las experiencias más frustrantes que puede tener una mujer es un retraso en su período y una prueba de embarazo negativa. No importa si estás –o no– buscando un embarazo, un retraso en el periodo y pruebas de embarazo negativas de manera recurrente es una asociación que suele estar cargada de estrés, ansiedad, confusión y conjeturas sobre lo que puede estar pasando … ¿Estoy embarazada? De ser así … ¿Por qué el resultado es negativo? o Si no estoy embarazada… ¿por qué no me baja la regla?

Antes que nada, tener un retraso en la regla y una prueba de embarazo negativa no implica necesariamente una paradoja. De hecho, hay algunas causas diferentes al embarazo que pueden ocasionar ausencia o retrasos del periodo menstrual.

En otras ocasiones hay ciertas circunstancias en las cuales, aún estando embarazada, la prueba de embarazo da un resultado negativo, así que veamos estos dos escenarios de manera detallada y analicemos algunas de las posibles causas.

Digamos que tu regla está retrasada y estás sintiendo algunos de los primeros síntomas de embarazo, pero aún así tu prueba de embarazo aún dice que no estás embarazada… ¿Qué puede estar sucediendo?, ¿Es un resultado “falso negativo“?, de ser así, ¿a qué se debe?

Errores en las pruebas de embarazo

Asumiendo que estás embarazada, la explicación más simple es que la prueba que estás usando es de baja sensibilidad, esto significa que es capaz de detectar el embarazo cuando la hCG alcanza cierto nivel en la orina y hasta que esto no ocurra simplemente la sensibilidad no es suficiente para dar un resultado positivo.

Muchas marcas de pruebas disponibles en el mercado todavía indican que debes esperar hasta el primer día de tu siguiente ciclo menstrual (es decir, la fecha en la que esperabas que llegara la regla) para comenzar a realizar la prueba.

La solución más simple en estos casos es cambiarte a una marca que te ofrezca una prueba de embarazo más sensible y asegurarte de seguir todos los consejos que ate ayudarán a aumentar la precisión de la prueba asegurando que los niveles de hCG en una muestra dada sean lo más alto posibles. Hay algunos detalles que se deben tener en cuenta sobre los test de embarazo que debes saber antes de comprarlos.

Como adelanto, lo primero que debes saber es que la clave para una prueba de embarazo positiva es usar la primera orina de la mañana.

Por otra parte, seguir las instrucciones del fabricante es sumamente importante. Lee detalladamente las instrucciones para realizar e interpretar la prueba correctamente y respeta el “tiempo de reacción”. Recuerda no desechar la prueba hasta que este tiempo se haya completado lo cual ocurre entre 5 y 10 minutos luego de haber colocado la muestra, además asegúrate de que la línea control aparición ya que de lo contrario el resultado no puede considerarse válido.

En algunos casos las mujeres han estado ingiriendo gran cantidad de líquidos antes de tomar la muestra de orina, por lo que la concentración de hCG en la orina podría estar disminuida debido a la dilución. Así pues, si tienes en mente realizar una prueba de embarazo y tus rutinas no te permiten usar la primera orina de la mañana, lo ideal es limitar el consumo de líquidos las horas previas a la toma de la muestra.

Además, si contienes las ganas de orinar por algunas horas antes de tomar la muestra también ayudarás a que la concentración de hCG en la orina sea lo más alta posible.

Concentración de hormona hCG

Por otro lado, es un hecho bien conocido que los niveles de hCG no se elevan a la misma velocidad en todas las mujeres, de hecho, para algunas es muy rápido y sencillo detectar un embarazo incluso mucho antes de la primera falta mientras otras deben esperar un poco más. De acuerdo a la información publicada sobre este particular, la concentración de hCG en la orina se duplica a diario luego de la implantación del óvulo en la matriz.

De acuerdo a estos estudios, se ha determinado la tasa “promedio” de incremento de hCG en orina concluyéndose que esta debe estar en torno a las 20 mIU/ml entre los 7 y 10 días después de la ovulación. Sin embargo, una vez más este es un “valor promedio” lo cual implica que algunas mujeres podrían alcanzar dicha concentración antes y otras un poco después.

Por otra parte, después de analizar la situación con varios fabricantes de pruebas de embarazo, se concluyó que en algunos casos excepcionales en los cuales se desarrollan anticuerpos anti hCG específicos, el reactivo de la prueba no es capaz de “unirse” al hCG de esa persona en particular debido a cambios en la estructura molecular de la hormona llevando así a un ligero retraso para alcanzar un resultado positivo.

Aún cuando esta situación es muy infrecuente, podría explicar algunas quejas que se encuentran en varios blogs y sitios web relacionados con pruebas de embarazo donde algunas usuarias dicen que los resultados de sus pruebas de embarazo se tardan mucho en dar un resultado positivo incluso luego de la primera falta menstrual.

Incluso más raros son los casos donde niveles bajos (o decrecientes) de hCG pueden, en teoría, indicar un problema con el embarazo tal como una gestación ectópica. Si tienes una falta menstrual asociada a síntomas de embarazo, en algún punto debes consultar con tu médico para realizar una prueba de hCG en sangre a fin de determinar la causa de la falta menstrual o un resultado negativo sin causa evidente en tu prueba casera de embarazo.

Por qué no me baja la regla

Hay muchas razones que pueden retrasar e incluso hacer que tu período no se presente sin que necesariamente estés embarazada. Para las mujeres con ciclos irregulares, un retraso es parte de su ciclo “normal”, lo más común es que anticipar con precisión el día del período menstrual sea la excepción, y la variación en la duración del ciclo (y por ende el día de aparición del período menstrual) sea lo que de verdad ocurra.

Otros factores que también pueden condicionar la ausencia de regla son situaciones como el estrés, la ansiedad o la falta de sueño. El estrés y la ansiedad son responsables de la producción de ciertas hormonas en tu cuerpo tales como el cortisol (u hormona de la respuesta de “luchar o huir”) y la adrenalina.

De hecho, los periodos sostenidos de estrés y ansiedad pueden afectar el equilibrio de hormonas reproductivas y retrasar la ovulación y, por lo tanto, generar un retraso en el periodo menstrual. Esto es algo totalmente normal en la actualidad, así que si estás muy estresada deja de preocuparte por la regularidad de tu ciclo ya que sólo estarías agregando más leña al fuego. Finalmente, recuerda que el “jetlag” (desfase horario) también puede ser responsable de retrasos en el ciclo menstrual.

Un buen remedio para el estrés y la ansiedad es hacer ejercicio regularmente y tener una dieta saludable. Una buena salud es la piedra angular del éxito a la hora de lograr un embarazo.

Por otra parte, el sobrepeso o un peso muy bajo pueden afectar tu equilibrio hormonal llevando a irregularidades del ciclo menstrual y, en algunos casos, generar ausencia de menstruación. Por lo general, las mujeres que corren largas distancias o que se entrenan para maratones pueden tener ciclos menstruales irregulares e incluso ¡podrían no tener menstruación para nada! Simplemente se trata de una reacción normal al ejercicio físico intenso. No obstante, para las mujeres que están buscando concebir, una dieta sana y un régimen de ejercicio moderado son aliados importantes para reducir el estrés, ponerse en forma, alcanzar un equilibrio hormonal y regularizar el ciclo menstrual.

Consulta con tu médico sobre recomendaciones para un estilo de vida saludable en base a tus características físicas particulares tales como la edad e historia médica.

Por supuesto que si estás usando algún tipo de método de control de la natalidad, estás en tratamiento con Depo o recientemente has suspendido el uso de la píldora, es posible que la regularidad del ciclo sea un problema por algunos meses así como la ausencia de ciertos periodos menstruales ya que todos estos fármacos funcionan alterando el equilibrio de las hormonas reproductivas. Si tienes alguna pregunta sobre este particular lo mejor es que converses con tu médico.

Aún cuando lo último en lo que se piensa es en la perimenopausia, es recomendable que consultes con tu médico lo antes posible (ya que es el único con la capacidad para realizar un diagnóstico preciso) en caso que un menopausia precoz sea la responsable de la ausencia de periodo menstrual.

Mientras llega el día de la cita médica, una Prueba de FSH podría dar indicios sobre si estás o no aproximándote a la menopausia. Los niveles elevados de FSH en el tercer día del ciclo indican que tu cuerpo está trabajando de más para estimular el desarrollo folicular, así mismo un nivel de FSH elevado indica que la reserva ovárica está mermando (perimenopausia) por lo que es necesario que el médico realice algunos estudios de confirmación.

Finalmente, si tu retraso es significativo y la prueba de embarazo aún sigue siendo negativa, es indispensable que consultes con tu médico o gineco-obstetra para llegar a un diagnóstico definitivo de la causa de “amenorrea” (término médico usado para nombrar a la ausencia de la regla), de manera que puedas tener un tratamiento adecuado así como las recomendaciones médicas del caso.

Pensar en un embarazo y buscarlo siempre es buena idea ya que la gestación es la primera causa de amenorrea, sobre todo si estás buscando concebir. Sin embargo, no hay que olvidar todo lo anteriormente expuesto, sobre todo cuando la correlación falta-prueba de embarazo no marcha según lo esperado.

Leave a Reply

Your email address will not be published.