Falso positivo y falso negativo en los test de embarazo

Esta es una de las preguntas frecuentes en torno a los test de embarazo, porque un falso positivo o falso negativo pueden cambiarlo todo. Podrás encontrar otras preguntas y respuestas en nuestro artículo “Temperatura Basal y Fertilidad: dudas y respuestas“.

¿Mi prueba de embarazo me puede dar un resultado falso negativo o falso positivo?

Un falso positivo casi nunca suele ocurrir. Las dos causas más comunes para explicarlo (si sucediese) son:

1) El uso de medicamentos para la fertilidad que contienen hCG.

2) El uso inadecuado de la prueba o problemas para seguir las indicaciones para la interpretación de la prueba. En relación a esto último, un falso positivo suele estar vinculado al uso inadecuado de la prueba al tratar de interpretar el resultado después del “tiempo de reacción” preestablecido para la prueba.

En la mayoría de las pruebas no se debería leer el resultado después del intervalo especificado por el fabricante, usualmente de 5 o 10 minutos. Casi nada (con excepción de los medicamentos para la fertilidad) puede interferir con los resultados de las pruebas de embarazo, por lo que un falso positivo no es algo que se vea con frecuencia.

En cuanto al falso negativo, este puede ser más común debido a los patrones de producción de hCG, su tasa de incremento y las formas en las que se usa la prueba. Si decidiste realizar la prueba de embarazo de manera precoz, siempre recomendamos que realices pruebas de seguimiento para contrarrestar las distintas situaciones que podrían posponer o retrasar ligeramente un primer resultado positivo.

Algunas de estas variables incluyen el momento de la implantación, la concentración de hCG en una muestra de orina dada, la tasa específica de incremento de la hCG, la cual depende en muchos casos del lugar de la matriz donde se implantó el embrión. En nuestra Guía del Usuario encontrarás tips para garantizar la máxima precisión.

Finalmente, el embarazo químico no es un fenómeno del todo extraño y suele ocurrir en las mujeres que están buscando concebir activamente, ya que en esta situación suelen realizarse pruebas de embarazo con frecuencia. El embarazo químico ocurre cuando un embrión se implanta brevemente en el útero (por tiempo suficiente para producir hCG), pero el embarazo no prospera por lo que es seguido de la menstruación.

En estas condiciones tan particulares puedes tener una prueba de embarazo positiva y algunos días después sorprenderte (además de desalentarte) al ver resultados negativos en varias pruebas de embarazo de seguimiento. El embarazo químico no es del todo infrecuente, siendo uno de los peligros emocionales de las pruebas de detección precoz.

Leave a Reply

Your email address will not be published.